viernes, 10 de octubre de 2008

Nada que perder

Paranoia

Los que actúan cuando se tiene ocasión, sin pararse a pensar en la causa o consecuencia que sus acciones puedan tener en el transcurso natural de los acontecimientos, aquellos que siguen un impulso vital que los lleva a hacer algo simplemente. O, en palabras de Ogiue:


En realidad, nada que perder. Cuando uno no tiene nada, cuando lo ha perdido todo y se halla en una situación de posible desespero, entonces sólo hay un camino; hacia delante, sin nada que perder. Y, si consigues sobrevivir, te alzarás glorioso sobre los que pudieron ser tus semejantes; sino, morirás con la satisfacción de haber peleado. Pero, si no lo intentas siquiera, habrás muerto en vano; serás igual que todos, anónima fracción de ser que pasa sin dejar huella ni consecuencia; a efectos prácticos, una existencia inexistente. Así fue que, viendo que no había nada que perder, alguien creó Sparia. No habiendo nada que perder, se fundó una factoría de historias y desarrollo que, si bien tuvo un triste final, se marcó la difusa frontera entre los inexistentes y la gente de valía, quienes, aún pudiendo perderlo todo, van hacia delante sin nada que perder. Sin nada que perder, surgieron los grandes avances de nuestra Historia y, con esa misma concepción, el movimiento literario que marca tendencia y arrasa allá por donde pasa xD. De hecho, no habiendo nada que perder, hubo un tipejo que escribió esta entrada.

No hay nada que perder. Adelante, hasta alcanzar nuestro objetivo.

3 comentarios:

Cabeza de Hierro dijo...

Bonito ímpetu.
Y el caso es que no sé de qué estás hablando, pero pocas cosas en que se ponga tamaña pasión pueden ser verdaderamente perjudiciales.

Skale Saverhagem dijo...

Es mi forma de ser. Pongo pasión en todo lo que me gusta hacer (por eso la gente me llama exagerado T,T).

don't cook my dinosaur dijo...

Cuando no tienes nada e intentas alcanzar las estrellas, si piensas que no tienes nada que perder, al menos intentarás trepar un arbol para alcanzarlas.

Como poco habrás conseguido una bella vista, y con un poco de suerte podrás saborear una manzana.



Pocas cosas merecen la pena si no se les pone algo de pasión en su realización.


Mik