martes, 16 de diciembre de 2008

Antología de la no cooperación

Gilipollez

Llevaba tiempo queriendo hablar acerca de la falta de cooperación que invade actualmente a la humanidad, pero siempre que encontraba un buen ejemplo, al rato se me olvidaba xD. Hoy me he quedado con uno para ilustrar este problema que amenaza desde tiempos remotos con destruir la humanidad (si es que no está ya bastante destruida xD). Aquí os va:

Quien haya tenido ocasión de oírmelo decir o leérmelo escribir, mis vecinos constituyen una jungla o quizá fuera mejor decir una orquesta sinfónica... por todos los ruidos que meten, en varias ocasiones a horas más que indecentes y por periodos preocupantemente prolongados xD. La cuestión es que llevo dos días sin dormir a causa de las incesantes toses concupiscientes de 'alguien' (estoy entre las putas del 6º o la bruja del 3º ;D)... alguien que, por lo visto, no duerme, pues está toda la puta noche ostentando tos (como quien tose en el teatro, vamos... con eco para que se escuche bien) y dando golpecitos con un objeto desconocido de madera en el suelo. Además del ruido habitual de la tele hasta las dos de la mañana, pero bueno... hay días afortunados en que puedo ponerme de forma que se oye poco ^^u. 

La cosa es que lo de la puta tos ha llegado muy lejos y hoy por la mañana he ido al 6º a ver qué cojones pasaba (en bata, zapatillas y un cuchillo de cortar chorizo en el bolsillo, por si sugiera la necesidad de usarlo ^^). No sólo no me abren la puerta, hablando desde el otro lado y mostrando así una falta de cooperación abismal, sino que, tras preguntarles yo educadamente si sabían algo de los ruidos y tal y cual, me sueltan una bordería standard como si yo fuera Bart Simpson que les viene a dejar una bolsa ardiendo con mierda de perro (o propia xD) dentro. La gente mediocre tiende a pensar en los demás como mediocres para sentirse bien consigo mismos, al igual que mi profe de siglo XX xD. Obviamente yo no paso por alto grosería de ningún tipo (y menos cuando no me enseñas la cara), así que le dije con toda claridad que eso era una grosería y que ésa no es forma de hablar a nadie (y menos, de nuevo, con la puerta cerrada). 

Ahora, todos juntos, maravillémonos de hasta dónde ha llegado la estupidez humana que no hay cooperación. Cuánto más sencillo habría sido, en primer lugar, abrir la puerta y educadamente responder 'sí, mi hermana está enferma' o 'no, debe ser en el tercero o en otro piso'. La cosa es que no haciéndolo, y actuando de esa forma cobarde, dan a entender más que son las culpables que que no. Y yo suelo ser concesivo en muchos aspectos, pero una cosa tengo clara: a mí nadie me quita el sueño. 

Y ahí quedó eso ^^. 

2 comentarios:

Cabeza de Hierro dijo...

Leñe, esto me suena... xD
Me ha gustado el primer párrafo, todo aquello sobre la cooperación. Tiene el suficiente regusto comunista como para enaltecerme xD

Skale Saverhagem dijo...

oh my god, no iba el discurso por vias comunistas, pero bueno xD

en toda sociedad debería haber un mínimo de cooperación o no podría llamarse sociedad (al menos, en el sentido estricto de la palabra ^^u)