martes, 6 de noviembre de 2012

Jóvenes, me mudo

Pues sí, ya estoy hasta las pelotas de tener aquí este blog criando pestilencias sin dejar ninguna entrada en él. ¿Y eso por qué? Por la herencia...

Desde que empezó este blog ha habido unas cuantas entradas... escasas, si me apuras, comparadas con un blog popular, de esos que sigue la gente. Sin emberga (mucho mejor que sin embargo), no me gustan nadanadanada. Y he ahí... la algidez del asunto. Son falsas y artificiales. Me habré pasado... no sé cuánto, pero 'algo' de tiempo pensando en qué colocar, en las herramientas sintácticas que cuadrar, asegurándome de que las ideas fueran resultonas y vete tú a saber qué más. ¿Para qué? Todo inútil... como dice el personaje del Autor en Over the Limits, "la verdad está en la intuición, en el conocimiento inmediato".


Y eso es el Orden que genera Caos, cuando debería ser al contrario. La universidad es muy mala, qué duda cabe ya a estas alturas. El caso es que hay ya una montaña de heces... digo entradas en el blog que... no voy a borrar, pero tampoco es mi deseo continuar por estos parajes. Parecía un camino fácil y sencillo, pero es el camino que habitualmente asemeja ser más fácil el que acaba siendo más complicado.

Después de toda la artificiosidad, sólo queda la marioneta. El titiritero está muerto. Y, ¿sabes tú? Antes esto no era así. Antes de lo que feriescamente acabé llamando "el Declive", antes de la universidad, antes de la insolación más histórica de la raza humana (asumimos que yo cuento como parte de la raza humana, aunque a estas alturas no sé yo hasta qué punto eso será verdad...), antes del batacazo teatral y, sobre todo, antes de volverme adicto a los juegos online, nada de esto era como fue... y el resultado habría sido distinto.

Ahora, quiero volver a la vida, sacar energía de la tierra, concentrarla en el centro y expandirla hacia los extremos como una dinamo en espiral (tenía que aparecer la jodida espiral xD). Energía renovable, energía vital... lo que hace falta en el universo, vamos. Tras mis experiencias nutritivas de este año, puedo decir que he muerto para volver a nacer. No falta quien desea arrastrarme de nuevo a la tumba, pero bueno... es una de las cosas que quiero reaprender: una patadica y listo.

¿Habría sido mejor no haber pasado por ello? Ay, no se sabe... Me habría dolido menos la cabeza, sin duda.


Y ahora, a pacer. Nos vemos en mi nuevo blog (del cual pondré el enlace por aquí... supongo, aunque no sé yo si eso ayudará mucho).

1 comentario:

Skale Saverhagem dijo...

hemos llegado a un total de 42 entradas... ¡el sentido de la vida!

¿estaba todo predestinado a salir así? ¡já!